Hipertensión: ¿Qué hacer? 5 consejos prácticos para mejorar tu estilo de vida

Tomar la tensión en Farmaciadelbarri

La hipertensión es un tema importante. ¿Sabías que es una condición en la que la fuerza de la sangre contra las paredes de las arterias es demasiado alta? Esto puede ser peligroso porque puede dañar las arterias y provocar graves problemas de salud como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares e incluso daño renal.

En datos más técnicos, la hipertensión arterial se define por el mantenimiento de forma continuada y persistente de valores de PAS (presión arterial sistólica) superiores a 140mmHg y PAD (presión arterial diastólica) igual o superior a 90mmHg o en diabéticos 130/80mmHg.

Es la primera causa de enfermedades cardiovasculares como el infarto de miocardio y enfermedades cerebrovasculares. Según un informe de la WHO (World Wealth Organization) de 2017, las enfermedades cardiovasculares causan 17,9 millones de muertes anuales y el 27,9% de las defunciones en Cataluña están relacionadas.

Sólo el 16,3% de las personas están diagnosticadas de hipertensión y tratamiento correctamente controlado.

La presión elevada durante mucho tiempo actúa dañando distintos órganos diana: cerebro, vista, corazón, riñón y el sistema arterial en general. Lo suele hacer de forma asintomática y por eso se conoce también como «el asesino silencioso».

¿Cómo medir la tensión?

Para medir la tensión arterial se puede realizar con estos tres aparatos: esfigmomanómetro de mercurio, manómetro aneroide o manómetro electrónico semiautomático o automático.

Para hacerlo correctamente es necesario realizar dos medidas de la tensión arterial separadas un minuto una del otro y calcular la media. La diferencia entre los valores debe ser e inferior a 10mmmHg. Si la diferencia entre las dos medidas es mayor, debería hacerse una tercera medida y la media de las dos últimas.

Qué hay que tener en cuenta a la hora de realizar la medida:

  • 30 minutos antes evitar comer de forma abundante, fumar, beber alcohol, beber café o bebidas con cafeína.
  • una hora antes evitar realizar ejercicio físico.
  • tener vejiga llena de orina.
  • si toma medicamentos por la tensión se recomienda no tomarlos hasta realizar la medida.
  • sentarse cómodamente 5 minutos antes de realizar la medida en un ambiente agradable y relajado.
  • hacer la medida en el brazo control (si no se sabe cuál se debe tomar en los dos brazos y tomar lo que dé la tensión más elevada).
  • en pacientes mayores para evitar la hipotensión ortostática hacer la medida primero sentados y después de pie y hacer la media.

Hay que recordar que la HTA es una enfermedad crónica que le acompañará toda la vida. En ocasiones sólo cambiando el estilo de vida se puede mantener a raya, pero a veces es necesaria la toma crónica de medicación.

Mejorar el estilo de vida en pacientes con hipertensión (HTA)

  1. Realizar actividad física regularmente.

La actividad física regular puede ayudar a bajar la presión arterial y mejorar la salud del corazón. Intente realizar al menos 30 minutos de ejercicio moderado la mayoría de los días de la semana.

    El mantenimiento del peso ideal permite modificar el perfil lipídico y disminuye la agregación plaquetaria, factores muy importantes para controlar la HTA.

    El ejercicio debe realizarse con una intensidad que represente entre el 60 y el 80% de la frecuencia cardíaca máxima. Se debe realizar al menos tres veces por semana y tener una duración de 45 a 60 minutos. Se recomiendan ejercicios aeróbicos isotónicos como:

    – caminar a paso rápido (≥7.500 pasos)

    – correr

    – nadar

    – hacer bicicleta estática o en terreno llano

    – bailar

    La práctica de ejercicio físico debe ser regular y controlada. No es recomendable realizar grandes esfuerzos y tampoco hacerlos de forma esporádica ya que de forma puntual puede aumentar la tensión arterial.

    Se recomiendan ciertas precauciones antes de empezar a realizar ejercicio físico. Es preferible realizar una actividad física de intensidad baja o moderada.

    2. Seguir una dieta saludable

    Opta por alimentos bajos en sodio y grasas saturadas. Trate de incorporar más frutas, verduras, grandes enteros y proteínas magras en tu dieta.

    La dieta mediterránea tradicional está compuesta de grasas más saludables provenientes del aceite de oliva, de los frutos secos y del pescado. También incluye hidratos de carbono complejos, micronutrientes, antioxidantes y fibras. Por eso ha sido descrita como estrategia para prevenir enfermedades no transmisibles.

    Para pacientes hipertensos se recomienda una dieta rica en fruta, verduras y productos lácteos desnatados. Se recomienda limitar la carne roja y apostar más por el consumo de pescado, pollo y huevos. Y también disminuir el consumo de grasas totales y las saturadas.

    Reducir la ingesta de sal por debajo de 5g diarios es una medida efectiva en pacientes mayores de 45 años (Williams et al; 2018).

    Se recomienda perder peso: por lo menos 4 kg en pacientes con HTA con IMC superior a 27.

    El objetivo es conseguir un IMC de 20 a 25 y un perímetro de cintura inferior a 94 en varones y 80 en mujeres.

    3. Moderarse o evitar el consumo de alcohol

    El consumo excesivo de alcohol puede elevar la presión arterial. Si decides beber alcohol, hazlo con moderación y considera opciones más saludables como el vino tinto en lugar de licores fuertes.

    Las mujeres deberían consumir menos de 70 gramos de alcohol por semana y los varones menos de 140g semanales.

    4. Dejar de fumar

    Fumar no sólo aumenta la presión arterial, sino que también daña tus arterias y aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas. Si fumas, busca ayuda para dejarlo. Tu corazón y tus arterias te lo agradecerán.

    El consumo de tabaco junto con la HTA supone incrementar enormemente el riesgo cardiovascular. Actualmente existen tratamientos financiados por la seguridad social que permiten ayudar a los pacientes en el abandono del hábito.

    5. Controlar el estrés

    El estrés puede aumentar temporalmente la presión arterial. Encuentra formas de relajarte y manejar el estrés, como la meditación, la respiración profunda, el yoga o simplemente tomarte un tiempo para ti mismo.

    Los farmacéuticos podemos evaluar el bienestar mental de un paciente con la prueba de Warwick-Edinburh (Castellví et al; 2014) y derivar al médico si se considera oportuno. Para mantener la salud mental y controlar el estrés existe una web del Programa “Activos y Salud” que te ayuda a participar en actividades de la comunidad para mantener un estilo de vida activo y saludable.

    Si manteniendo estos cinco puntos no se consigue disminuir la HTA, el paciente deberá acudir al médico después de medirse la tensión arterial en la farmacia durante una semana dos o tres veces diarias dándole el registro de las medidas. El médico valorará si será necesario tratamiento farmacológico. El tratamiento puede ser con uno o hasta 3 medicamentos y suele ser de por vida.

    RECOMENDACIONES:

    Establezca una rutina diaria para no olvidarse nunca de la medicación. Aunque su presión esté dentro de los valores normales, debe seguir tomando la medicación, ya que, si la abandona, la presión volvería a subir de repente causando grandes daños.

    Los objetivos terapéuticos (con pacientes tratados con hipertensión de los valores de la tensión arterial deben ser PAS (presión arterial sistólica) inferior a 135mmHg y PAD (presión arterial diastólica) inferior a 85mmHg).

    • Aprenda a mirarse la tensión en su casa para llevar un control de forma regular preferentemente por la mañana. Si lo prefiere, acuda a una farmacia para realizarse los controles. Muchas disponemos de la plataforma de Farmaserveis para registrar y realizar un seguimiento de los datos de tensión arterial de los pacientes que lo soliciten.

    • La hipertensión arterial se clasifica en grados y según el grado que el paciente tenga deberá acudir con mayor o menor frecuencia al médico para llevar un control.

    • Tenga en cuenta que algunos medicamentos pueden subir la tensión como la aspirina, los antiinflamatorios, medicamentos efervescentes, medicamentos para los resfriados, … Si es hipertenso y ha pensado tomar alguna medicación adicional, producto homeopático o tratamiento fito terapéutico consulte siempre antes con el farmacéutico.

    • Los pacientes más vulnerables en la hipertensión son los ancianos y mujeres embarazadas. Los ancianos que requieran tratamiento de hipertensión deben empezar con dosis más bajas e ir aumentando paulatinamente ya que tienen riesgo de sufrir hipotensión ortostática (mareos al cambiar de postura). Por eso también les decimos que se levanten de la cama poco a poco y que primero se queden sentados unos segundos antes de incorporarse. Los fármacos de elección en pacientes mayores serían los diuréticos (furosemida, torasemida, …) y los antagonistas del Calcio (amlodipino, diltiazem,…).

    • El 10% de las mujeres embarazadas sufren hipertensión y por eso se deben controlar la tensión arterial y si los valores superan a los normales visitar al médico para que realice las pruebas diagnósticas complementarias para distinguir el tipo de HTA en el embarazo y establecer el tratamiento más adecuado. Es la causa más frecuente de morbio-mortalidad materno-infantil. Los fármacos del grupo de los IECAs (como el enalapril, …) están contraindicados en el embarazo.

    • Se considera una urgencia hipertensiva cuando se produce una elevación de la PAS superior o igual a 180 mmg o de 110 mmg de PAS. Por tanto, habrá que ir a urgencias si se presenta.

    Escrito por: Paula Hernández, farmacéutica

    Fuente: Abordaje de la hipertensión arterial en la farmacia comunitaria, XXXX edición